Medicina clásica oriental, Barcelona. Profesor Manuel Rodríguez Cuadras. Acupuntura japonesa, Toyohari, Manaka, Shonishin, Fitoterapia China, Acupuntura biodinámica. Pediatría, ginecología, dolor, ansiedad, depresión, fatiga.



Medicina clásica oriental, Barcelona. Profesor Manuel Rodríguez Cuadras. Acupuntura japonesa, Toyohari, Manaka, Shonishin, Fitoterapia China, Acupuntura biodinámica. Pediatría, ginecología, dolor, ansiedad, depresión, fatiga.
Pediatría y acupuntura sin dolor

niño niña infantil

Sería hoy día ocioso promocionar la Acupuntura. No sólo es muy conocido que desde hace miles de años se usa con éxito en China y en el Este asiático  para tratar todo tipo de enfermedades, sino que desde los años 70 ha experimentado una difusión importantísima en Occidente, donde se ha erigido como un modo terapéutico real, alternativo o complementario con la medicina convencional. Día a día aumenta el interés por la acupuntura, por sus aplicaciones, por su mecanismo de acción, sus fundamentos científicos, la calidad exigible a los profesionales que la practican, etc., pero, sea cual sea la discusión, lo que ya no se pone en duda es su eficacia. Sin embargo, la acupuntura más practicada en Occidente presenta un problema: las sensaciones asociadas a la punción y la especie de calambre que en determinadas escuelas se considera imprescindible, son desagradables, y resultan muchas veces intolerables para los pacientes... y no digamos para los niños.

Afortunadamente esta no es la única acupuntura posible; de hecho, es probable que ni siquiera sea la más validada por la experiencia, pues un estudio detallado de los clásicos nos habla de sensaciones sutiles que poco tienen que ver con el amargo calambre vinculado a la acupuntura más popular, la que sigue el modelo establecido en China en los años 50 cuando el Gobierno de la República Popular necesitaba crear un sistema sanitario 'de emergencia' capaz de cuidar de la salud de más de 700 millones de habitantes sumidos prácticamente en la miseria. A pesar de su importancia y difusión este modelo de punción-calambre no es único; la acupuntura es una técnica enormemente rica y con larguísima historia, a lo largo la cual han surgido muchos y muy distintos modelos de aplicación de sus bases fundamentales (energía vital, meridianos, puntos).

De entre ellos, el menos agresivo es el modelo japonés, especialmente el denominado Keiraku Chiryo o terapia de meridianos, y dentro de él el método Toyohari, en el que muchas veces los puntos se estimulan sin perforar la piel, con lo que la terapia se convierte en una experiencia agradable para el paciente, en lugar de ser la 'tortura china' con la que, bromeando, se refieren a la acupuntura muchos de sus pacientes    


Este modelo japonés, posiblemente el menos extendido hasta hoy en España, se basa en un exhaustivo estudio y puesta al día de los clásicos, principalmente del Huang Di Nei Jing y, sobre todo, del Nan Jing. Aunque las distintas escuelas de este modelo presentan diferencias apreciables, tienen en común su pragmatismo, el énfasis en no producir reacciones negativas en el paciente, y, cuando hay punción, el uso de muy pocas agujas, muy finas y que se insertan poco o nada. En estas escuelas decimos que "un buen acupuntor debe poder pinchar un gato dormido sin despertarlo" ... y nos entrenamos para ello. Teniendo en cuenta los riesgos y la problemática general inherente a la inserción, resulta particularmente interesante el método Toyohari, donde los instrumentos o agujas prácticamente nunca perforan la piel. En conjunto, el modelo presenta resultados clínicos muy válidos -comparables, en todo caso, a los de otros sistemas-, no causa molestias en el paciente y evita problemas de punción. En cambio hay que reconocer que su aplicación requiere más delicadeza y concentración, su aprendizaje resulta menos fácil que el de otras técnicas, y que se trabaja principalmente con el Qi o energía vital, lo que dificulta relacionar su teoría con las más establecidas de la medicina convencional, aunque puede investigarse a través de campos científicos modernos, como el biofeedback, la información, la comunicación intercelular o las redes no estrictamente neurales, como el tejido conectivo

Es precisamente a partir de la idea de estimular los puntos sin perforar la piel cuando podemos hablar de acupuntura pediátrica. La medicina oriental es enormemente eficaz para resolver los problemas de la infancia, ya que funciona mejor cuanto más pura es la energía (o más limpio está el sistema) de la persona a tratar, pero el modelo de punción-calambre es unánimemente rechazado por los niños, especialmente si ya han sufrido alguna experiencia clínica. Gracias a métodos como el Toyohari o el Shonishin (variante específicamente pediátrica de la acupuntura) podemos tratar a los niños sin provocar su rechazo; es más la mayoría quieren volver a nuestra consulta, pues el tratamiento les resulta divertido y agradable. Mis años de experiencia clínica me han convertido en un misionero del tratamiento infantil, tanto del practicado por profesionales (para los que publiqué recientemente 'Pediatría y Medicina China', La liebre de Marzo, 2008) como del tratamiento que puede hacerse en casa sin necesidad de conocimientos especializados, sobre el que organizamos cursos y del que hemos publicado también recientemente un manual práctico ('¡Cuídalos!. Manual práctico de técnicas energéticas para el cuidado infantil', La liebre de Marzo, 2008)


En resumen, existe la acupuntura sin dolor, y no sólo es muy indicada para los adultos, sino que resulta perfecta para los niños, quienes además reaccionan magníficamente a este tipo de estímulos sutiles. Quiero desde aquí alentar a mis colegas a que extiendan su clínica al ámbito pediátrico, y, como no, animar a los progenitores a que se decidan a tratar a sus hijas e hijos con los métodos orientales, que son seguros, eficaces y sencillos

 

Manuel Rodríguez | Experto en Medicina Clásica China, Acupuntura y Fitoterapia -  Acupuntura Japonesa, estilos Toyohari, Manaka y Keiraku Chiryo -  Shonishin (tratamiento pediátrico)

niño





Imprimir

Enviar correo

Inicio | Boletín | Ahora | Quienes | Mapa de la web | Nota legal | Contacto | Enlaces de interés

Medicina clásica oriental, Barcelona. Profesor Manuel Rodríguez Cuadras. Acupuntura japonesa, Toyohari, Manaka, Shonishin, Fitoterapia China, Acupuntura biodinámica. Pediatría, ginecología, dolor, ansiedad, depresión, fatiga.